En El Correo de Álava. Domingo 22-4-2018.

El 17 de abril de 2018 fui entrevistado por Jorge Barbó en mi estudio.  Hablamos de Antonio López; (artista al que se le acaba de encargar una escultura para la Catedral Nueva de Vitoria-Gasteiz) de sus influencias en mi obra y el peso que ha tenido en mis inicios.

Fotografías de Igor Aizpuru.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA


 

Exposición VIII Premio Caneja

Mi obra “Último día de playa” ha sido seleccionada en el VIII Premio Caneja de Pintura y forma parte de una exposición colectiva en la Fundación Díaz Caneja C/ Lope de Vega Nº 2 (Palencia), hasta el 1 de Julio.

Noticia

3

 “Último día de playa” Óleo//lienzo. 150×180 cm. 2016-2017.  En la Fundación Díaz Caneja hasta el 1 de Julio.

“Bab Al-Saria. Bienvenidos a la Alhambra”

Mi obra “Edificio Rosado” ha formado parte de la exposición “Bab Al-Saria. Bienvenidos a la Alhambra”. Una muestra dedicada a la Puerta de La Justicia de La Alhambra.

 

web

“Edificio Rosado” Óleo-tabla. 47×57 cm. 2005. Col Particular.

“Bab Al-Saria. Bienvenidos a la Alhambra”

Visita de la Once a la exposición “Bab Al-Saria. Bienvenidos a la Alhambra” (Youtube).

Descripción de la obra para las visitas guiadas de invidentes. Texto de Mª Olalla Luque colmenero:

Eduardo Alsasua, nacido en Vitoria en 1982 y licenciado en Bellas Artes, también fue becario de la Fundación Rodríguez Acosta. Corría el verano de 2005, y como todos los participantes de la beca, debían seleccionar partes de la Alhambra y su entorno para representarlas. Además de vistas más convencionales, Eduardo se decantó por la vista trasera de la Puerta de la Justicia, que es la que aparece en este cuadro y que luego podremos visitar y vivir en primera persona.

El título de la obra es “Edificio Rosado” y es un óleo sobre tabla de unos 50 x 60 cm.

Eduardo cree que esta pintura es, con la lejanía de los años, muy representativa de su obra, llena de composiciones amplias y geométricas, como la que tenemos delante.

La imagen representa una vista frontal del edificio de la Puerta, el acceso superior que queda a un lado del Palacio de Carlos V, en la Plaza de Santa María. El muro rectangular ocupa los dos tercios superiores del cuadro. La parte inferior, tras un pequeño escalón, es un suelo de piedra que corre unos 20 metros desde el edificio en línea recta hasta donde estaría el espectador. Sobre él, una fina capa de cielo azul profundo rodea a derecha, izquierda y encima, como si fuera un marco.

Vamos a describir cada parte como si observáramos la escena desde enfrente. El edificio de la puerta es, como ya hemos dicho, recto y tosco, como son las fachadas y los muros de la arquitectura musulmana. Es una fachada rectangular de ladrillo rojizo y lisa. Esa planicie de ladrillo solo se ve interrumpida por cuatro pequeños ventanucos alargados de color oscuro, dispuestos dos en la segunda planta, uno en la primera y el último en la planta baja, que parecen cerraduras, y por las manchas y desconchones que rompen con el color rojo, casi rosado, del título del cuadro, y que pintan de oscuro el desgaste del ladrillo. El edificio mide unos 8 metros de alto por unos 15 de ancho. Hacia la izquierda un pequeño murillo nos indica que comienza un mirador de piedra. Junto a él se eleva la fachada, con una torre cuadrada, que se adelanta unos metros. Sin embargo, desde nuestra perspectiva la mole del rectángulo no cambia. Es la sombra que proyecta la torre hacia la derecha la que nos descubre que está más cerca que la pared de su lado. Esta sombra tiñe la pared rosada de un tono más marrón o grisáceo, como si fuera un tejado o un tobogán, hacia el centro de la fachada. La siguiente parte, que queda un par de metros más atrás, es tres veces más ancha que la torre. En la parte baja hay dos puertas: una se abre oscura, con madera. A su lado, la silueta de una puerta un poco más pequeña se dibuja suave sobre el ladrillo. Solo queda el contorno, pues está cerrada con ladrillos del mismo color que la pared. Un ventanuco oscuro en el centro recuerda que una vez fue acceso a las estancias interiores.

Aparte de la sombra que proyecta la torre de la que hemos hablado antes, la fachada está totalmente iluminada por un sol de verano, que acentúa los rosas y los ocres del ladrillo. Desde la parte de arriba caen goterones oscuros que manchan y difuminan el rojo, quizá por la acción de la lluvia y el paso del tiempo. Aquí y allá, repartidos por la fachada, hay parches  de yeso que tapan grietas y marcas.El suelo que parte de la puerta y avanza hacia la parte inferior del cuadro, donde está el espectador, es de piedra y arena, de color ocre. No hay sombras que rompan con el color claro del sol reflejándose en la piedra. Una estrecha alcantarilla de hierro rojizo se extiende desde el centro de la parte inferior del cuadro hasta toparse con un poyete de piedra que queda a la derecha, frente a la puerta. A su derecha, un seto verde y perfectamente recortado ocupa toda la esquina inferior derecha del cuadro. Las pinceladas verde bosque y un poco más claro difuminan la espesura de la planta. ¿Quizá un boj? ¿Un arrayán? Luego podremos descubrirlo.Los colores cálidos y el cielo de un azul fuerte pero un tanto apagado nos ofrecen una sensación de calor, de sol potente. La fachada es la única protagonista de una mañana clara y calurosa de verano. La geometría manda en las formas; recordemos los rectángulos perfectos de la torre y de la fachada, de las puertas, de las ventanas esbozadas con una pincelada larga, el triángulo del seto que se pierde en la esquina derecha, el suelo pentagonal, la línea recta y pulcra de la alcantarilla… Esas formas precisas, unidas a los colores planos pero profundos, dan a la imagen una cualidad fotográfica, de imagen que se graba en la memoria y se queda así. En palabras del propio autor, “La luz y la sombra que divide casi en tres partes la fachada me permitió regodearme en todos esas calidades, texturas y matices, tan difíciles de describir: entre ocres, salmones, grises…Todos esos elementos casi abstractos fueron los que me llevaron a pintar este cuadro. Esa pared periférica de un edificio tan emblemático donde apenas ningún elemento te distrae de su propia materialidad y de las huellas del paso del tiempo, bañado por la luz y el verano de Granada”.


 

 

 

 

DOGMA. Galería Léucade.

Exposición colectiva en la que participo en la Galería Léucade (C/ Jacobo de las leyes 8, Murcia). Junto a los artistas: Felipe Alonso, Virginia Bersabé, Irene Cruz, Núria Farré Abejón, Mercè Humedas Parés, Carmen Mansilla, Alberto Meseguer, E. Mauricio, Pablo, Moreno Giménez, Eduardo Naranjo, Laia Pla, Pedro Quesada, Raúl Romero, Rebeca Sánchez, Miguel Scheroff  y Tànit Villamartin Espert.

Se inauguró el 17 de noviembre y se podrá visitar hasta el 15 de Diciembre.

 

web

 

web1

Inauguración, con la obra “Ventanas”.

“PROCESOS” en Lacuadra

Del 5 al 14 de Noviembre de 2017 participé en la exposición “Procesos” del Colectivo Ar-La  en Lacuadra (Sala autogestionada por Anuka Díaz de Espada en Alegría-Dulantzi. C/ Mayor 39-41)  Horario: De lunes a jueves de 17 a 18:30 hr.

Una muestra colectiva con piezas de José Cos, Anuka Díaz de Espada, Miguel Ángel Salgado, Beatriz Abascal, Ander Gómez San Jorge y Eduardo Alsasua. Obras recientes de los miembros de Arla que dejan entrever su proceso creativo. También se proyectó un audiovisual en el que cada uno de los artistas habla de su proceso de trabajo. Un video que se articula a través de los siguientes conceptos: Comienzo de la obra, pasos para crear, tiempo de la obra, materiales durante el proceso y finalizar una obra.

Con esta exposición, Arla trata de dar un paso más indagando en los procesos de creación individual y en el modo de acercarse al público como colectivo.

La inauguración de “PROCESOS” formó parte de la programación de “Lautada Eguna” (día de la llanada), el domingo 5 de noviembre. En la que los miembros de Arla realizaron una visita guiada a los asistentes a la inauguración.

 

web

Hablando de mi obra y el proceso de trabajo. El 5 de Noviembre de 2017 en Lacuadra, Alegría-Dulantzi.

web

Junto a los artistas integrantes del colectivo Ar-La: Anuka Díaz de Espada, Ander Gómez San Jorge, Jose Cos, Beatriz Abascal Hermosilla y Miguel Ángel Salgado. En la inauguración de “Procesos” en Lacuadra.

“Último día de playa” en Figurativas 2017

Mi pintura “Último día de playa” ha sido seleccionada en el IX Premio de Pintura y Escultura Figurativas 2017. Convocado por la Fundació de les Arts i els Artistes, cuya finalidad principal es la promoción y difusión del arte figurativo contemporáneo.

Este certamen internacional destaca por su alta participación, la calidad de las obras presentadas, el seguimiento por parte de los amantes de la pintura figurativa y la calidad del jurado (que este año ha estado compuesto por: D. Alex Kanevsky, D. Daniel Graves, D. Antonio López García, D. Leandro Navarro, D. Nicola Samorì y D. Tomás Paredes).

La obra que os  presento esta expuesta al público hasta el 26 de enero de 2018 en el Meam (Museu Europeu d’Art Modern. C/ Barra de Ferro, 5. 08003. Barcelona). Junto a las 49 obras seleccionadas y premiadas. Entre ellas la del ganador del Certamen; el artísta David Eichenberg.

web

“Ultimo día de playa” Óleo/lienzo. 150×180 cm. 2016-17.

6

En la exposición Figurativas 2017. Meam (Barcelona)

5web

Inauguración de Figurativas 2017. Meam (Barcelona)

FUNDACIÓN DE LAS ARTES

ACTA DEL JURADO. FIGURATIVAS 2017. PINTURA

El Premio de Pintura y Escultura Figurativas se convoca bianualmente. En él he podido mostrar varias de mis mejores obras:

El el 2013 “Miguel” fue premiado con una mención honorífica y en el 2015 “Custodio” fue la obra mejor valorada por el público de la exposición de la pasada Edición.

 

Exposición individual en Torre Luzea de Zarauz.

Tras las muestras individuales en Espacio de Arte contemporáneo de Reocín y Lobiano Kulturgunea de Ermua; mi obra se podrá visitar en la sala de exposiciones de Torre Luzea (Calle Nagusia 28 de Zarauz). Del 10 de Agosto al 24 de Septiembre de 2017.

Todos los días de 18:00 a 20:00 hr.

TORRE LUZEA

Invitación web

2web

3web

1web

4web

 

Conferencia de Antonio López en Vitoria. 17-5-2017.

El miércoles 17 de mayo acompañé  a Antonio López, junto a varios artistas alaveses, en la charla que dió en el Aula Fundación Vital de Vitoria-Gasteiz. Entre ellos, Gerardo Armesto, Lourdes Vicente y Carlos Marcote. En ella comenté mis  impresiones e influencias de la obra del artista manchego. También de mi experiencia en sus talleres.

Un evento organizado por la asociación cultural Raices de Europa y dirigido por Jose Alipio Morejón.

Web de Raices de Europa

web2

 

web

Noticia en el Correo de Álava.